fbpx
Saltar al contenido

Conactivos

¿Qué ha pasado con el Pago de Sentencias de Reparación Directa?

Publicado por: Conactivos
pago de sentencias

Una persona con una camisa blanca

Descripción generada automáticamente

En los últimos cuatro años el gobierno nacional ha tratado de resolver las deudas que tienen con particulares, pero la mora continúa.

Para nadie es un secreto que el estado colombiano adeuda grandes sumas de dinero en el Pago de Sentencias de Reparación Directa, cifras que año tras años parecen crecer y no parar. Con el aumento de dichas cifras, también crecen los tiempos, por eso desde Conactivos hemos podido evidenciar los largos plazos que muchos ciudadanos y clientes han tenido que esperar para poder obtener el dinero producto del Pago de Sentencias

A pesar de esto, durante el último gobierno, se planteó una estrategia en donde se diera mayor inyección de capital así como celeridad a los procesos de Pago de Sentencias de Reparación Directa. Dentro del Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022, se trabajó en dicha estrategia, para que los ciudadanos pudieran por fin recibir los dineros esperados. 

El Plan Nacional de Desarrollo 2018-2022 formalizado en la Ley 1955 de 2019, tenía como objetivo sentar las bases para la legalidad, el emprendimiento y la equidad, para así lograr una Colombia más justa para todos. Dentro de este plan estaba contemplado el Pago de Sentencias de Reparación, dicha ley estableció que estos procesos fueran tomados como parte de la deuda pública, esto daría el beneficio de ser reconocidas dentro del presupuesto nacional y obtener el Título de Tesorería, los cuáles serían expedidos por el Ministerio de Hacienda y administrados por el Banco de la República.  

Todos estos esfuerzos del gobierno saliente, eran con el fin de que el estado pudiera reducir los dineros en mora, así como darle celeridad a los ciudadanos que llevaban años esperando su indemnización, pero lastimosamente esto no funcionó por más de que existiera toda la voluntad por parte del estado. Por lo tanto, el Gobierno Nacional, tuvo que replantear algunos procesos y métodos para lograr cumplirle a los ciudadanos con el Pago de Sentencias

De este proceso se derivaron dos decretos, el primero de ellos fue el Decreto 642 de 2020, el cual planteó que los beneficiarios de Pagos de Sentencias de Reparación Directa, debían suscribirse a acuerdos de pago, dentro de dichas condiciones, se le pedía al beneficiario que renunciara a un porcentaje de los intereses generados por la mora, así como un porcentaje del monto inicial,  a pesar de estas medidas, los tiempos seguían siendo extensos y la mora seguía siendo la misma. 

Posteriormente se promulgó el Decreto 960 de 2021, con el cual se podría revisar lo regulado en el anterior decreto, y continuar con lo ya establecido en el mismo. La única novedad del decreto 960 fue que se extendió el plazo para que el estado aliviara parte de la deuda. Pero la realidad es que ninguna de las regulaciones fue exitosa, de hecho nos encontramos con un panorama, donde aunque existían los recursos para poder agilizar los Pagos de Sentencias de Reparación Directa,  que estaban en mora, lastimosamente la logística y el personal, no fue suficiente para poder tramitar e impulsar dichos pagos.

Lo que sí terminó ocurriendo, es que las deudas entre 2019 y 2021, crecieron de una forma exponencial, por ejemplo, en el caso de la Policía Nacional, la entidad para 2019 tenía una deuda de $1.801.635.743.719 y cerró 2021 con un monto de $2.354.785.364.038, y así varias entidades como el INPEC, la Fiscalía, entre otras, terminaron sumando aún más deudas, generando mayores retrasos y disminuyendo la posibilidad de que los beneficiarios puedan recibir su Pago de Sentencias de Reparación.

Cabe aclarar que este fenómeno no es responsabilidad del gobierno saliente, lastimosamente este conflicto ha venido creciendo con el paso de los años, haciendo que cada vez sea más complicado que un ciudadano reciba el dinero que le corresponde por parte de las entidades involucradas. Por esta razón, se debe pensar en políticas públicas que beneficien a los ciudadanos y sobre todo a los debidos procesos.

Es por esto que desde Conactivos, queremos que los beneficiarios tengan otra alternativa con nosotros, donde pueden obtener liquidez pronta y justa, así como un total acompañamiento en sus procesos y trámites. 

Sí usted de encuentra pasando por una situación similar, lo invitamos a que conozca un poco más sobre CONACTIVOS y su amplia trayectoria, puede consultar nuestra página web www.conactivos.com.co allí podrá resolver dudas puntuales, conocer los testimonios de nuestros clientes y sobre todo puede contactarse directamente con nosotros agendando una cita virtual o pidiendo una cotización de su proceso. 

Para conocer más sobre la compra de sentencias visite nuestra página de Facebook en el siguiente enlace https://www.facebook.com/conactivos y también nuestro canal de YouTube aquí https://www.youtube.com/channel/UChoRi8v1GB-ORfdogIR4lSg 

compra de sentencias

Si está interesado en el proceso de compra y pago de sentencias puede comunicarse con nuestras líneas telefónicas 3541552 – 318 328 3813 para obtener una completa asesoría por parte de nuestras profesionales.

Pago de sentencias.

Solicite una Propuesta de Compra

    Soy beneficiarioSoy apoderado
    Al hacer click en solicitar asesoría usted acepta las Políticas de Privacidad.
    Prosperidad
    ¿Quiere negociar
    una Sentencia?
    Tenga en cuenta lo siguiente
    Reciba el dinero que le debe el Estado
    ahora
    Seguro. Rápido. Transparente.

    Este sitio web usa cookies. Leer más

    ok

      Déjenos sus datos para poder contactarle personalmente.

      Segundo, cuéntenos si usted es beneficiario o abogado

      Seleccione una de las siguientes opciones

      BeneficiarioAbogado

      Tercero, cuéntenos en qué ciudad se encuentra ubicado

      Seleccione una de las siguientes opciones

      Escriba su correo electrónico

      Por último, déjenos su número celular

      Al hacer click en Solicitar Asesoría usted acepta el Tratamiento de Datos Personales.